Si, fue asqueroso, pero no es suficiente excusa

(Por Marco Llano, columnista enojado)

(Foto de Allan Navarro)

Parecia una noche tranquila, con muchas chances de que tuviera final feliz, ante un rival, por defecto, abordable. Más de 2500 personas llegaban a La Granja. Tras la derrota “Digna” ante la U, todo era optimismo. Curicó recibía a Antofagasta, confiado en su futbol ofensivo y colectivo bien trabajado.

Sin embargo cuando se sortearon los arbitrajes, si bien todos son mediocres y lo saben todos los 16 equipos de esta liga, llamó bastante la atención que el elegido fuera Angelo Hermosilla, quien venía volviendo de la suspensión de 4 meses tras el “Melipillazo” (era el 4to Arbitro) que tiene hoy dia a la ANFP enfrentada a la Cámara de Diputados. Hermosilla ya venia cuajando varios saqueos escandalosos que han perjudicado a los albirrojos en la B, por lo que todos esperabamos un desastre, y fue peor, muchisimo peor.

Curicó, como se esperaba, tomó la iniciativa del cotejo, en la primera media hora ya lo ganabamos 3-0, a los 7′ Ricky Blanco tras una jugada colectiva con Quiroga, 3 minutos después el Lobo Entrerriano conecta un excelente centro de Nicolás Gauna, y a los 16′ otra asistencia de Mauro acaba en gol de Vargas. Era todo tranquilidad en el plantel albirrojo, algunos hinchas incluso ya hablaban de “Los 4 fantasticos” con respecto al cuaterna ofensiva que daba frutos, alto mufazo.

Parecia que los habituales cobros idiotas de Hermosilla no importaban, total el triunfo ya estaba asegurado, Curicó se relajó, y faltando 7 para entretiempo, Eric Godoy, uno que segun todos no falla nunca, falló, y el argentino Contreras puso el primer descuento, es solo un descuento, decían en La Granja, la pesadilla aun no se avizoraba sino en las postrimerias del primer lapso, cuando una inexistente mano en tres cuartos desquició a los curicanos y Hermosilla tiró la gran bronca cuando expulsa a Sebastián Zúñiga, supuestamente, porque lo insultó. El volante tras bambalinas declararia que en ningun momento lo insultó. Le creemos? habrá que esperar el informe arbitral.

El entretiempo marcó la diferencia del cotejo, mientras los curicanos salian amurrados y enrabiados, y por ende, descontrolados y enceguecidos, el astuto Gerardo Ameli preparaba el ingreso de Felipe Flores, sabiendo que Curicó se empezaba a descontrolar. El ex Colo Colo quien volvia de una lesión, no lo mandaron como 9 si no como un agente por las bandas, su misión fue cargarse hacia el lado de Ormazábal, y así fué, el licantenino fue facilmente desbordado con mucha constancia, Chiste repetido desde hace años para los sub 20 curicanos cada vez que son ascendidos al primer equipo, siempre les tiemblan las piernas. Es más, de ahi salió el segundo descuento, el centro del controvertido ariete puma encontraba la arremetida de Eduard Bello, el venezolano ponia el 2-3 y los 10 antofagastinos en las gradas se ilusionaban con darle a Curico de su propia dosis que le endosó a Union Española hace un par de meses.

No habia respuesta, Curicó parecía un niño de kinder cuando no lo dejan salir a jugar al patio, mañoso, mientras Hermosilla seguia con su deleznable cometido de parar todos los balones detenidos en contra de los albirrojos, que quedaban a merced de una derrota inesperada, a los 85, llegaba un gol literalmente calcado al gol de la U hace 7 dias, gol del venezolano tras un pase de taco, si, una nefasta coincidencia de que igual forma que Guerra y Soteldo, Flores y Bello clavaban el 3 a 3. A esta altura, Curico ni se acordó de poner el bus, y cuando Marcoleta queria hacerlo ya era tarde.

El Tiro de gracia lo pondría el propio delincuente de Hermosilla, quien valida un gol en evidente posición de Adelanto de Felipe Floeres, quien centra para que marque Jason Flores, tras una debilísima intervencion de Deschamps, que hace rato viene encajando goles insólitos de manera consecutiva. El desastre siguió tras el pitazo final. Diego Díaz tambien fue expulsado.

Curicó no supo, ni quiso reponerse ante las adversidades, ni siquiera reconoció los errores en la zona mixta, que el partido paso por el arbitraje, victimizándose burdamente. Es cierto que este arbitraje fue el mas espantoso de lo que va del año, pero recordemos que incluso hemos ganado partidos con arbitrajes incluso peores. Hoy se cometió errores tanto de los jugadores como del propio cuerpo tecnico que el rival, que en el papel era bastante débil, supo manejar, con mucho mérito del técnico Ameli.

Esto es Primera División, o aprendes de tus errores, o desciendes.

A todo esto Curicó quedó decimotercero con 7 puntos, un punto sobre el descenso, y la proxima fecha es un desafío fuerte para el magullado y herido temperamento del plantel: Visitar al Hostil O’Higgins, que tiene unas cuantas cuentas pendientes con la franja, y después, un desafio mas duro: Colo Colo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*