La Resurrección de la Magia (O… Mas Pieros, menos Angelos)

(Por Marco Llano M.)

(Foto de Allan Navarro D.)

Ya lo dice el trapo de Marginales: “Quieren Bajarnos, no $aben como Hacer”

Penales no Cobrados, Goles mal Anulados, rojas mal puestas, Durante 24 fechas el Curi pagó siempre la cuenta de ser el equipo que todos quieren ver descendido, una y otra vez arbitrajes escandalosos y despreciables hacian pasar malos ratos a jugadores e hinchas. Todos tenian los papeles manchados, como el de esta tarde en la Granja, Todos estabamos convencidos que por mas que Curico le pase por encima a Everton, un error de Piero Maza iba a arruinar toda la fiesta que desde el sabado se venia preparando… pero hoy por fin se acabo la malaria, y muchas otras malarias mas.

Curico llegaba al duelo con los ruleteros con algunos jugadores cuestionados como Vargas (que hace de todo bien, menos para lo que se trajo, ser el supergoleador que alguna vez fue) Bechtholdt y su bipolaridad, y sobretodo Ricardo Blanco, que venía rindiendo como el 10 de nota 10 en la era Marcoleta, pero ahora con el Pillo simplemente no era ni la sombra. Hoy era el dia del destape del marplatense despues de varios meses de mortandad.

Las Cosas empezaban mal, pues a los 8 los de Torrente abrían la cuenta por medio algo mas repetido que taco matutino en Avenida España: un error de Cristopher Diaz, quien regala la pelota a Rubio quien triangula con Salinas y Cuevas, este ultimo define y 0-1 en el marcador. 5 minutos despues llega la paridad, Kennet Lara, que venia de un traumático trance en Santa Laura, se sacó las pesadillas con un centro preciso a la Cabeza de Gabriel Vargas, decían que por arriba el Arcangel no sirve, toma tu tomate diria don Raul Alcazar. 1-1.

El resto del primer tiempo fue un palo y palo, por el lado viñamarino Cuevas seguia inquietando incluso haciendo lucir al siempre excelente Deschamps, pero el Pato Rubio no podia aparecer, el goleador oro y cielo era anulado por Bechtholdt, el Cachi, afortunadamente estaba en el polo bueno de su bipolaridad, por favor que en el resto de campeonato no se pase al otro polo como le ha pasado en anteriores ocasiones. Curico tambien apelaba al empuje de un Blanco que por fin se motivó despues de meses desaparecido y se echó el equipo al hombro, generando ocasiones que inquietaban a Toselli.

En el segundo tiempo el tramite seguia intenso y el marcador era incierto, en cualquier momento llegaba algun momento visagra… y bueno llego a los 60 cuando Franco derriba a Rubio dentro del area y Piero Maza hizo lo que creiamos imposible… No Cobró Penal, y quien lo diria, los ruleteros se desmoralizaron, se amurraron, quedaron a merced. Y alli el Pillo Vera fue ídem y movio las piezas. Sacó a un cansado Gauna y al Coca para poner a Quiroga y Cisternas (Que de paso jugó excelente, otro que se resarce), y la arremetida para llevarse un triunfo revitalizador.

Minuto 72, tras una tole tole de un Corner, el esférico le cayó chanchito a Neri Bandiera que castiga a quemarropa, Brazos Cruzados, Indices arriba, El Festejo tradicional del Rosarino, 2-1, alegria desatada en los 3800 Curicanos, Ofuscados los 600 viñamarinos, Con el no-penal dando vueltas, los de Torrente se olvidaron del partido y se dedicaron a pegar.

Es Hora de Poner el Bus en el Area, y Eric Godoy llegaba a afirmar la linea de 5 para abrochar 3 puntos valiosos. Pero lo mejor estaba por venir. Un Misil de 40 metros de Blanco al angulo. Explosión Total a los 84, 3-1, El Gol, El Desgaste, El Empuje, La Magia, Ricardo Blanco Ha Vuelto.

Final del partido, Curico llega a 5 puntos sobre el descenso y Vera cuaja una de sus mejores presentaciones como DT, ademas de hacer de La Granja un Fortín inexpugnable, hace 6 meses que no pierde en El Boldo y Freire. Y Everton tras el pitazo final siguio llorando tras el no-penal que se morfó Maza, a tal punto que el preparador Fisico, termino rompiendo la puerta de acceso del camarin. La misma frustracion que sufrimos siempre cada vez que nos tocaban esperpentos como Hermosilla, Deischler, Cabero, Andaur, etc.

Y Para que andamos con cuentos, el arbitraje de Maza fue como siempre, mediocre, pero esta vez, y como muy pocas veces, esta vez somos nosotros quienes le decimos: Gracias por tu error.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*