Con Paredes rompiendo el récord, Colo Colo batió a la “U” en el epílogo del Clásico

Un duelo que en la previa tenía mucho morbo. El Romántico Viajero arribaba a Macul en zona de descenso y con la presión de que Deportes Antofagasta había ganado horas antes. Además, los 18 años sin ganar en Pedrero le daba una pizca de aliño adicional al derbi nacional.

Los dirigidos de Hernán Caputto iniciaron teniendo el balón, mientras que los albos se ordenaban en el fondo. De igual forma, Gabriel Suazo fue el primero en darle emoción a un cotejo lleno de tensión. Pablo Mouche bajó un centro por la derecha para que el canterano rematara con disparo frontal que no fue problema para Fernando De Paul.

Lo que parecía ser un simple córner para la U terminó en una inocente acción de Iván Rossi, quien levantó innecesariamente el brazo para despejar el esférico. Con personalidad, Gonzalo Espinoza sacó un poco de presión al convertir el lanzamiento con un bombazo que fue inatajable para Brayan Cortés.

Aunque hubo mayor tranquilidad por parte de los azules, les costó salir desde el fondo. Un mal pase del “Tuto” llegó a los pies de Esteban Paredes, quien se hizo un espacio para desenfundar, pero De Paul estuvo atento para repeler la intención del histórico goleador, quien tendría su revancha en el segundo tiempo.

Algunos puntos altos de la primera mitad fueron dos debutantes en el recinto colocolino. Camilo Moya estuvo sereno con la pelota en los pies y Leonardo Fernández muy activo en los ataques. Eso sí, a los estudiantiles les costaba ingresar al área y dependieron en demasía de los tiros lejanos, todos sin mayores complicaciones para el guardameta del Cacique.

Mario Salas se fue al camarín disgustado y puso en el campo a Jaime Valdés por Branco Provoste en el complemento. Pero en el amanecer, Fernández quedó frente a Cortés, quien estuvo notable para disipar el tiro del charrúa, el cual le pegó con su pierna menos hábil.

Una jugada que le penó a los universitarios, pues con la entrada de “Pajarito” el local ganó en actitud y, antes de los cinco minutos del segundo tiempo, una buena jugada de Mouche fue anticipada por Gabriel Suazo y con un latigazo venció a De Paul dentro del área.

El minuto 65 fue el de la historia. Nuevamente en el sector izquierdo, Pablo Mouche le ganó la posición a Matías Rodríguez y le dejó el gol listo a Paredes, quien empujó el balón para superar a Francisco “Chamaco” Valdés y convertir su tanto 216 en Primera División. El estadio estalló y el sempiterno goleador se abrazó con sus hijos para celebrar. El “Comandante” lo terminó sacando para los aplausos de los forofos albo.

Inmediatamente, mientras la gente seguía aplaudiendo la salida de su capitán, Ángelo Henríquez, que ingresó por Nicolás Guerra, agarró una volea en el borde del área para que pegara en el palo y entrara para desatar la locura azul. El partido no solo ganó una conquista, sino más emociones de las que ya tenía a quince minutos del final.

La tarjeta roja no faltó en el Monumental. Camilo Moya se apresuró en ir al piso y bajó fuertemente a Suazo en la medialuna, ganándose la segunda amarilla.

Cuando parecía que todo terminaría en un empate, Julio Barroso ganó por lo alto a todos y convirtió el gol del triunfo en el último suspiro y hundió más a la U.

Con este resultado, Universidad de Chile alarga su mala racha en Macul y sin ganar en el Campeonato Nacional. Solo se queda en la penúltima posición con 21 unidades y en zona de descenso a dos de su más cercano perseguidor.

En tanto, Colo Colo se mantiene como escolta de Universidad Católica con 39 puntos y asegura otra semana como escolta de los cruzados.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *