Por que no tenemos nada, lo queremos todo.

Es así, un día como hoy, pero de 1962, comenzaba el tercer mundial de futbol en nuestro continente, pero todo esto partió un 10 de Junio de 1956, cuando se realizó la elección de la sede de la VII Copa del Mundo, los candidatos eran tres, Alemania, Argentina y nuestro país. Esta elección se efectuó en Lisboa, Portugal.

Chile le ganó la sede a Argentina por 34 votos a 10, ya que Alemania Federal se había bajado de la elección ante el miedo de un boicot ante un tercer mundial consecutivo en Europa. Un día antes de la elección de Chile como sede del mundial, fue la presentación de Argentina, el presidente de dicha federación, Raúl Colombo, dio un discurso de dos horas, asegurando que podían realizar un mundial al día siguiente si la FIFA lo requería. Luego vendría el turno de Carlos Dittborn, que con un perfecto inglés dio a conocer las bondades de nuestro país para ser sede de una competencia de tan alto nivel. Ya sabemos como terminó la historia.

EL TERRMEMOTO CONDICIONÓ TODO.

El terremoto del 22 de Mayo de 1960, con epicentro en Valdivia y con una magnitud de 9,5 grados en la escala de Richter hizo tambalear al mundial chileno, pero la destreza de Ernesto Alvear y de Carlos Dittborn, supieron sacar a flote este cita deportiva.

Los equipos participantes fueron: Alemania Federal, Argentina, Brasil, Colombia (selección debutante en mundiales), Bulgaria, Checoslovaquia, España, Hungría, Italia, Inglaterra, México, Suiza, Unión Soviética, Uruguay, Yugoslavia y Chile.

Sedes: Arica, Viña del Mar, Rancagua y Santiago.

El plantel:

Arqueros: 1. Misael Escuti, 12. Adán Godoy, 22. Manuel Astorga.

Defensas: 2. Luis Eyzaguirre, 3. Raúl Sánchez, 4. Sergio Navarro, 5. Carlos Contreras, 13. Sergio Valdés, 14. Hugo Lepe, 15. Manuel Rodríguez, 16. Humberto Cruz.

Volantes: 6. Eladio Rojas, 8. Jorge Toro, 10. Alberto Fouilloux, 17. Mario Ortiz, 7. Jaime Ramírez.

Delanteros: 9. Honorino Landa, 11. Leonel Sánchez, 18. Mario Moreno, 19. Braulio Musso, 20. Carlos Campos, 21. Armando Tobar.

Todos ellos encabezados por Don Fernando Riera.

De este magnifico grupo de jugadores solo siguen con vida siete integrantes de este plantel, el último que nos dejó fue el gran Leonel Sánchez.

Todos sabemos de las grandes gestas de este gran grupo de jugadores, de la batalla de Santiago, del perro de Viña del Mar, de la frase de JM en Arica, y de que uno de los gestores de este mundial, Carlos Dittborn no pudo ver en vida esta cita histórica para nuestro fútbol.

Hoy solo nos queda recordar y agradecer a estos nombres, y además el de muchos hombres y mujeres que en el anonimato trabajaron por este mundial.

Foto: Archivo MDSports.

Por: Rodrigo Cáceres G.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*