Por Marco Llano M.
Foto de Nelson Altamirano Z.

El futbol es el deporte más cruel del mundo, donde muchas veces gana el que no lo merece, Curicó lo ha sufrido en múltiples ocasiones, pero en una, en que sea, una maldita vez, nos toque a nosotros llevarnos un triunfo tirando solo una vez a puerta y ellos haciendo todo el gasto.

Calera venía crecida, tras el agónico triunfo sobre Colo Colo, recién se acordó de jugar la liga después de dejarla botada durante su periplo en sudamericana. Mientras que el albirrojo perdíó el ritmo infernal que le distinguía, y ante la irregularidad de sus atacantes y volantes, se encomendaba al oficio de su defensa y arquero, que debían trabajar duro para cuidarse de los embates del peligrosisimo Sacha Saez, quien comandaba el ataque cementero.

Noche fría de jueves y baja asistencia, debido a que muchos priorizaron los pipeños y anticuchos de la Fiesta de la Chilenidad. Eran los cementeros quienes tomaron la iniciativa, la linea ofensiva roja hacia trabajar duro a los defensas locales, primero de un pelado cabezazo de Saez que fue desviado, y un tiro de larga distancia de Perez que exigia a Cerda, y luego una volea de Orellana que raspaba el palante izquierdo.

No era mucho lo que proponía el cuadro de Damián arriba, poca acción en el arco de Arce, pero cerrando el primer lapso apareció el rayo de cueva que necesitaba, cuando de un corner a favor, el arquero calerano en lugar de puñetear el balón noquea a Federico Castro, Jona da penal y el de Ramallo, habitual encargado de los once metros, no perdona, un entretiempo que pilla a una Calera desencajada por no poder valer su dominio, pero lo que vendría después sería mucho peor para los de Vilar.

En el complemento se mantuvo la tónica, los de la Quinta Interior asfixiaron a mas no poner a los curicanos, Pero no era la noche de Sacha, que erraba todas las pelotas que le llegaban, Cavalleri tuvo otra. La dupla de zagueros Cahais y Bechtholdt laburaban más que indonesio en fábrica de zapatillas, Cerda tambien tuvo su participacion. Curicó esperó su chance, algun espacio que dejaban los cementeros atrás, y así avanzó en busca de la lápida, a 5 del final. Opazo (que por primera vez en tres años jugaba bien) combinaba con Coelho y este con su media naranja Nadruz, que ensayaba una flojita volea, pero Arce reaccionó muy lento y no fue capaz de evitar el 2-0.

Un Desahogo después de tanto sufrir, los mas de tres mil albirrojos en las gradas lanzaban un grito de alivio, en un partido en donde Curicó estuvo casi siempre arrinconado, se llevó un increíble triunfo con solo dos aproximaciones que resultaron a gol, mientras que los rojos masticaban una rabia terrible de ser dominadores absolutos pero sin llevarse nada de La Granja.

Dicen que cuando un equipo vence de manera injusta, hay muchisimas chances que ese equipo logre el objetivo, ese fue el partido, y al parecer, el albirrojo se ve bien encaminado al Chile 2.

MEDALLANO

ORO: Franco Bechtholdt
PLATA: Agustin Nadruz
BRONCE: Fabian Cerda
LATA: Sebastian Saez
CARTÓN: Simón Ramirez
PLOMO: Ignacio Arce

ESTADIO: La Granja de Curicó
ASISTENCIA: 3279 espectadores, 50 caleranos
GOLES: 45′ Federico Castro (CUR), de penal; 85′ Agustín Nadruz (CUR)
ARBITRO: Héctor Jona (6)
AMARILLAS: Holgado (CUR), Orellana, S. Ramírez, Sanhueza, Passerini (ULC)

CURICÓ UNIDO (2)

12 Fabián Cerda (7)

32 Yerson Opazo (5)
16 Franco Bechtholdt (7)
3 Matías Cahais (6)
19 Ronald De La Fuente (5)

5 Agustín Nadruz (6)
18 Felipe Ortiz (6)
(14 Joaquin González (6))
10 Yerko Leiva (5)

11 Bayron Oyarzo (4)
(8 Mario Sandoval (3))
9 Rodrigo Holgado (4)
(27 Diego Coelho (6))
20 Federico Castro (5)
(7 Felipe Fritz (5))

DT: Damián Muñoz (6)

 

UNIÓN LA CALERA (0)

1 Ignacio Arce (2)

15 Henry Sanhueza (3)
17 Christián Vilches (4)
2 Santiago García (3)

14 Simón Ramírez (3)
(9 Lucas Passerini (3))
8 Williams Alarcón (4)
10 Gonzalo Castellani (5)
(16 Mathias Vidangossy (3))
22 Nicolás Orellana (4)
(32 Thomas Rodriguez (2))
29 César Pérez (5)

7 Matías Cavalleri (5)
18 Sebastián Sáez (3)

DT Federico Vilar (4)

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *