Opini贸n: 饾悅饾悺饾悽饾惀饾悶, 饾悵饾惃饾惂饾悵饾悶 饾悶饾惀 饾悳饾惀饾悮饾惉饾悽饾惉饾惁饾惃 饾惌饾悶 饾惄饾悶饾惈饾惉饾悽饾悹饾惍饾悶 饾惒 饾惌饾悶 饾惁饾悮饾惌饾悮

饾槍饾槶 饾槺饾槩饾槳虂饾槾 饾樅, 饾槮饾槾饾槺饾槮饾槫饾槳饾槩饾槶饾槷饾槮饾槸饾樀饾槮 饾槮饾槶 饾槯饾樁虂饾樀饾槪饾槹饾槶 饾槫饾槼饾槳饾槹饾槶饾槶饾槹, 饾槾饾樁饾槯饾槼饾槮 饾槫饾槹饾槸 饾槮饾槶 饾槩饾槾饾槮饾槾饾槳饾槸饾槩饾樀饾槹 饾槬饾槮 饾槕饾槹饾槼饾槰饾槮 饾様饾槹饾槼饾槩 -饾槩饾槶饾槳虂饾槩饾槾 饾槙饾槮饾槫饾槹- 饾樅 饾槫饾槹饾槸 饾槶饾槩饾槾 饾槺饾槮饾槼饾槾饾槮饾槫饾樁饾槫饾槳饾槹饾槸饾槮饾槾 饾槩饾槸饾樀饾槮 饾槶饾槩 饾槮饾樄饾槺饾槼饾槮饾槾饾槳饾槹虂饾槸 饾槬饾槮 饾槶饾槩 饾槺饾槼饾槹饾樀饾槮饾槾饾樀饾槩 饾槾饾槹饾槫饾槳饾槩饾槶 饾槮饾槸 饾槶饾槹饾槾 饾槮饾槾饾樀饾槩饾槬饾槳饾槹饾槾.

Por Rafael Andaur Mar铆n @elcurinosevende

Foto: Juan Gonzalo Guerrero

El martes, en el estadio La Granja de Curic贸 y transcurridos 18 minutos del partido entre el local y La Serena, desde la tribuna Andes y frente a la mirada del Intendente del Maule Pablo Milad y el Gobernador Roberto Gonz谩lez, se desplegaron dos lienzos: 鈥淧i帽era, pol铆ticos, polic铆as, militares: Dios perdona, la gente no鈥, junto a otro, implorando ayuda internacional por las sistem谩ticas violaciones a los derechos humanos: 鈥淨ue el mundo sepa que en Chile torturan, violan y matan鈥. La respuesta de los 鈥渃haquetas rojas鈥 ante la expresi贸n ciudadana no tard贸 y, terminado el partido, Carabineros comenz贸 a cursar partes a los hinchas que, coincidentemente, forman parte activa del movimiento social local.

En este Chile que queremos cambiar, por una extra帽a raz贸n, a los que tienen el poder les gusta 鈥減atear la pelota al c贸rner鈥 y no decir la verdad; prefieren apelar a art铆culos de leyes y reglamentos, que reconocer que les molesta -por no decir otra cosa- que nos re煤namos y expresemos.

Al d铆a siguiente, el Gobernador de Curic贸, Roberto Gonz谩lez, haci茅ndose el chistoso y diciendo que hubiese preferido comenzar hablando del triunfo del 鈥淐uri鈥 -club del que es seguidor- que de la 鈥減ol茅mica鈥, indic贸 que los hinchas hab铆an sido multados por el art铆culo 76, letra F, del Reglamento (2016) de la Ley N掳 19.327 sobre derechos y deberes en los espect谩culos de f煤tbol profesional. Es decir, por ingresar con lienzos cuya superficie sea mayor a 1 por 1,2 metros; sin embargo, esta es una regla de ingreso y permanencia, y no representa en s铆 mismo una infracci贸n.

鈥淓s evidente que la norma que dicen que ha sido infringida, requiere de dos cosas copulativas, que haya banderas o lienzos que superen el tama帽o, pero que al mismo tiempo afecten la integridad, seguridad o v铆as de evacuaci贸n. Pero en este caso, aparte de alterar al Gobernador por lo que se dice de su presidente, no hay ning煤n riesgo evidente para la seguridad de los espectadores. Una cosa es sentirse tocado pol铆ticamente, pero eso est谩 fuera de la Ley contra la violencia en los estadios o de las normas del Plan Estadio Seguro鈥, dice el abogado Jos茅 Luis Cisterna.

Al parecer, al Intendente Pablo Milad -expresidente del club y quien aprendi贸 de su presidente lo del trampol铆n pol铆tico en el f煤tbol-, no le gustaron las pifias que bajaron desde la popular durante el entretiempo, cuando recib铆a un reconocimiento por sus logros como atleta m谩ster. En medio de la tribuna que exhib铆a banderas chilenas negras, luego terminar铆a siendo 鈥渂oleteado鈥 un hincha que le grit贸 a Milad por su responsabilidad en la expresi贸n local de la brutalidad policial, que se ha traducido en el gaseado permanente con lacrim贸genas, inclusive en espacios de juegos infantiles; los abusos policiales; y las detenciones a quienes se movilizan por cambiar Chile.

Terminado el partido, y mientras se escuchaba fuerte el 鈥淧i帽era va a caer, Pi帽era va a caer鈥, Carabineros comenz贸 con los partes, entre ellos, a un hincha que estaba ayudando a sacar los lienzos; andaba acompa帽ado de un primo de 8 a帽os que, hasta hoy, sigue atemorizado tras verse rodeado de uniformados sin haber hecho nada.

鈥淎qu铆 no se ha detenido a nadie, aqu铆 simplemente se efectu贸 una multa por parte de la autoridad鈥, dijo el Gobernador Gonz谩lez, al d铆a siguiente, como eximi茅ndose de culpa. Mientras, 鈥渓os parteados鈥 -con toda certeza- pensaron que la sacaron barata, luego del asesinato la misma noche del partido, del hincha colocolino Jorge Mora, el 鈥淣eco鈥 (37 a帽os), por parte de Carabineros. S铆, las fuerzas policiales que prometen defendernos y que hoy con su presencia nos aterrorizan.

Que quede claro: el martes pasado, esos lienzos no molestaron a nadie, no afectaron ninguna v铆a de evacuaci贸n, ni generaron violencia alguna; las acciones de esa noche fueron las de un pueblo valiente. Lo m谩s preocupante, es que las autoridades que est谩n de paso, puedan estar haciendo un uso pol铆tico de Carabineros, para reprimir opiniones y expresiones, all铆 donde no hay desorden ni violencia.

Estas expresiones le duelen a los 鈥渃haquetas rojas鈥, expresi贸n de esos pol铆ticos, jueces y comunicadores que, a lo largo de todo Chile, corren para condenar a los pobres, pero act煤an con marcada desidia para proteger a su clase.

Chile, donde el clasismo te persigue y te mata…

Agregar un comentario

Su direcci贸n de correo no se har谩 p煤blico. Los campos requeridos est谩n marcados *

A %d blogueros les gusta esto: