La Fragilidad Sanitaria destruye otra vez al Curi

Por Marco Llano M.
Foto: Comunicaciones CDLS

“Tropecé de nuevo con la misma piedra”, es cierto que faltan tres meses para Julio, es que es insólito que de nuevo Curicó cayera en los mismos problemas que en Las Higueras, 5 contagiados por coronavirus antes de subir al bus y uno mas llegando a La Serena, con contactos estrechos, no vamos a buscar culpables, esto no es un sitio de cahuines políticos, solo vamos a ahondar en las consecuencias deportivas que dejó esta incómoda situación.

El asunto es que Curicó se presentó en La Portada con 11 jugadores, sin suplentes, ni Sub-20, jugando entre la espada y la pared, porque de lo contrario se comían una multa de 15 puntos, o sea, sentenciando el descenso.

Como Palermo tambien estaba contagiado, fue Juan Ignacio Ayaso quien paró el improvisado equipo, como la mayoria de las bajas eran volantes y delanteros, paró una inédita linea de 6 defensas, con Galeano de líbero, Barroilhet y Pepe de stoppers y Bechtholdt obligado a jugar de 5 (que era su puesto natural hasta hace cinco años) junto a Corral , Barrientos y el joven Nuñez como unicos volantes netos, y Coniglio de 9, se pensaba en un planteamiento netamente ratonil para contener los embates granates, pero increiblemente en el primer tiempo fueron los diezmados albirrojos que tomarían la iniciativa, con varias chances que inquietaron el arco del ariqueño Zacarias Lopez

Seamos honestos, el primer tiempo de CDLS fue un esperpento, incapaz de doblegar a un planteamiento hecho muy a la rápida como el de Ayaso, no ganar el partido mas facil de la historia era para destituir a todos. Afortunadamente para ellos, en las dos jugadas que tuvo Fernando Coniglio, en ambas definió pésimo el ex Huracán, y a Bechtholdt le anularon bien un gol por offside. Curicó era más, sin sobrarle nada, literalmente, con el debutante Nicolás Nuñez, como emblema.

El segundo tiempo, Miguel Ponce y sus dirigidos se dieron cuenta que la estaban liando parda, y salieron a resarcirse para buscar el triunfo que inesperadamente se les hacía dificil, aguardaron el momento para cuando el cansancio les pasara la cuenta a los albirrojos, llegando con peligro al arco de Perafán, de la mano de los “Veteranos de Sudáfrica” Fernández y Suazo. Y si bien en la banca local sólo habían niños que estaban recien debutando en el plantel de honor, como Javier Calderón o Maxi Guerrero, eso de las “piernas frescas” no conoce de edades, y tras otra falla de Coniglio, ahí se murió físicamente el cuadro tortero, y tras cartón, una jugada de Calderón, de sólo 19 años, es Sebastián Leyton, un ex albirrojo, quien convierte el 1-0. El nacido en Curicó repitió 4 minutos después tras asistencia de Humberto Suazo (el doble de edad que Calderón, mirá tu) con un disparo de media distancia, El jugador mas odiado hoy por hoy por los hinchas albirrojos lo celebró con todo, por eso lo odian.

2-0 para un Granate que tuvo que sudar mas de la cuenta para llevarse el triunfo a pesar de lo dificil que lo puso Curicó Unido, la actitud y entrega de los jugadores como Barriolhet o De la Fuente quienes demostraron ser piezas útiles en defensa, Núñez fue el motor del equipo y suma votos para ser una real alternativa en mediocampo, el único en deuda sin duda es Coniglio, que defeinitivamente es un jugador mufado, desde Octubre del 2019 que no hace goles.

El próximo duelo de los albirrojos, es de local ante el CDA, cuya programación depende de lo que decida el Senado… si, nuestra alicaida clase política, como si fuera poco en esta cada vez mas bulleada liguita.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*