…Y eso que estábamos con prótesis artesanal atrás

Por Marco Llano M.

“La peor tormenta en los ultimos tiempos” anunciaban los meteorólogos para el partido, “Una lluvia de proporciones catastróficas” predicaban los medios de comunicación. Quizá ya acostumbrados a los inviernos secos, que a la hora agendada nos preparabamos para un partido como los viejos partidos de la no muy bien ponderada ACF, con pantanos esponjosos en vez de cancha. Esto nos podría jugar a favor, pues nos enfrentábamos a un equipo nada familiarizado con este tipo de escenarios, además, veníamos de jugar en el “Patatal” de Las Higueras.

Pero a pocas horas del partido, por intermedio de esta tendencia de anunciar la convocatoria apenas tres horas antes del pitazo inicial, nos enteramos que surgiría una tormenta peor que la que venía. Ronald de la Fuente no se recuperó de una lesión que arrastraba del partido en Talcahuano y no fue citado. Cual es lo grave? que literalmente no tiene reemplazante, por la muy apresurada idea de mandar a préstamo a Kennet Lara a Barnechea, y de Pablo Cabrera a Cauquenes, Curicó Unido se quedó sin laterales izquierdos, por si fuera poco, el castigo de la ANFP por la violación al Fairplay Financiero.

No hubo otra que improvisar, Damián decidió que quien agarrara el fierro caliente era el joven delantero Joaquin Gonzalez, a pesar de la dura misión, el juvenil se concentró bastante para hacer surgir sus dotes de marcador, esos que quizá nunca supo que tenía. El rival, Cobresal, tenía un tridente temible, con Waterman como punta de lanza, el escurridizo Gaete por izquierda, y el Gato Lezcano, el ex UC, a quien el Joaco debía marcar.

Con la lluvia de protagonista, que hizo lógicamente bajar la convocatoria a La Granja, el cuadro albirrojo le costó bastante controlar al elenco visitante, que llegaba con mas peligro, con un par de chances del temible delantero panameño. Los resbalones y los frenazos a la pelota marcaban tendencia, ya habian pozos acumulados y el viento desmayaba los carteles LED. Promediando el primer tiempo los curicanos lograban tomarle el pulso a la cancha y el planteamiento de los de Huerta. Hubo muchas chances en ambos arcos, haciendo trabajar a los goleros Cerda y Deschamps. Mientras Joaquin Gonzalez empezaba a familiarizarse con su nueva tarea.

En el segundo tiempo las cosas empezaban a cambiar, la lluvia paró y el sistema de drenado funcionó a la perfección. Y los de Damián salieron mejor parados del camarín, y tomaron la total iniciativa. Nadruz se convirtió en el dueño de la cancha y dominó a su antojo a los volantes cobresalinos, y los delanteros albinarajas empezaban a diluirse ante el excelente trabajo de la última linea albirroja, Joaco incluido. Con Cobresal neutralizado, Damián echa mano a los cambios, y aplica el doble nueve con la entrada de Coelho por Ortiz. Pero el movimiento clave corrio por cuenta del visitante, cuando Huerta se da cuenta del ridículo que hacía Lezcano al perder todos los balones contra Joaquin Gonzalez, que no es lateral, recordemos, y lo saca por Mesias, el esquema visitante cambia rotundamente a un 5-3-2. Sabiendo que el mediocampo de ellos se veia sobrepasado por el nuestro, Cobresal puso tempranamente el Camión Minero en el arco de Deschamps, pero los defensores no se pararon bien.

Y en el momento preciso, llegó la combinación perfecta entre los dos delanteros curicanos, un pase aéreo de Holgado a Coelho, que le gana la espalda a los marcantes, y define de emboquillada sobre el arquero visitante, al 69′ Curicó lograba el objetivo y posteriormente se reordenó con una doble linea de 4 para cerrar el partido, mientras que el visitante daba marcha atras con el plan y volvio al ataque poniendo a Munder. Sobre el final los visitantes lo tuvieron de un corner, una paloma de Camargo se fue al travesaño, Curicó también lo tendria para el segundo, con un disparo fuerte de Nadruz que tapa bien Deschamps.

Final del partido y Curicó festeja un triunfo que lo mantiene en puestos de ascenso, Loas para un Damián que manejó el partido con todas las adversidades, hizo los cambios precisos (vaya milagro) y ordenó un planteamiento aplicado ante un rival que debía ser como siempre pragmático, pero justo se desordenó en el peor momento y lo pago caro.

Y si bien las figuras fueron Bechtholdt, Nadruz y Coelho, todas los vítores fueron para Joaquin Gonzalez, que realizo un trabajo a la perfeccion en su debut en su nueva posición, lo que le da tranquilidad a la hinchada albirroja, en caso de que nos vuelva a faltar Ronald.

MEDALLANO

ORO: Agustin Nadruz
PLATA: Joaquin Gonzalez
BRONCE: Diego Coelho
LATA: Guillermo Pacheco
CARTON: Gaston Lezcano
PLOMO: Cesar Munder

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*