Explotó el pesimismo (ó… Atropellados por un Buss)

0

El último apronte de Curicó Unido para su tan ansiado debut en la Libertadores era ante la plantilla mas liviana del campeonato, sin triunfos en su retorno a la maxima categoría, sin peso histórico, con cuatro jugadores muy resistidos por sus poco agradables pasos en La Granja. Ni el mas pesimista creía que podíamos dejar puntos ante un Copiapó que, mas encima, carga con 16 años de sequía de triunfos en el Mediomental del Boldo.

Habían bajas en curico, desgarros de Figueroa y Barrera, no importa, no son jugadores gravitantes, y ellos habian perdido peso ofensivo con las lesiones de Isaac Diaz, Marco Medel, y el suspendido Jorge Luna. Veníamos de perder ante Calera, pero vamos, Calera tiene nombres mucho mas interesantes que ese equipo que no se reforzó con nombres de categoría, con una oncena compuesta en su mayoría con sobrevivientes de aquel 5-0 en Calama.

Podríamos jugar trotando tocando mal y Damian haciendo cambios aleatorios y ganamos igual, que podria “Malir Sal”???

Que cuando uno juega sobreconfiado, el rival, si aprovecha bien, puede castigar tanta desidia, y desde el primer minuto, los de Almandoz salieron con el cuchillo entre los dientes. A pesar del esquema poco ofensivo 5-3-2, la rapidez y el buen toque superaba a los torteros, y desde el primer minuto salieron a inquietar a Cerda, con Reiner Castro como un veloz mediapunta y Maxi Quinteros como 9, mas el trabajo de mediocampo liderado por su capitan Juan Jaime, los atacameños martillaron y machacaron el arco curicano, sin éxito. Destaco un casi gol olimpico de Rozas.

Treinta minutos se demoró en despertar Curicó, con Sandoval y Zavala tomando la iniciativa, este ultimo ve que los laterales estaban muy jugados arriba y encontro el espacio, el que encontró premio, rapidamente, con un preciso centro a Leiva, que cabecea fuerte y vence a Leyton. Era un 1-0 injusto, el que casi fue 2-0 luego de que el lineman Sandoval anula el gol de Fede Castro, que el VAR avaló por milímetros

Pero Copiapó no se amainó y buscó el empate, el que finalmente llego casi terminando el primer tiempo, centro de Jens Buss que captura bien Maxi Quinteros para colocar el merecido 1-1, aunque el VAR tuvo que ratificarlo por una supuesta falta en ataque del ex UdeC sobre Merlo, en efecto el ariete tocó al defensor, pero este magnifica la acción para engañar al árbitro. A Juan Lara Luco casi lo agreden los jugadores albirrojos por esta polémica, tanto asi que nunca se la sacaron, y salieron totalmente descontrolados al entretiempo.

Asi como los leones mantuvieron el momentum en el segundo tiempo y en varias ocasiones, Cerda evitaba lo que sería un desastre total en La Granja, el “Acorazado” Reiner Castro (perdón fans de Shingeki por el spoiler) desquició en todo momento a Ronald de la Fuente, por el otro lado, Jens Buss, de traumático paso por Curicó Unido, se adueñó del carril de Barrios. Mientras que el chañaralino Diego García, otro que guarda pésimos recuerdos de su paso por Santa Cristina, anulaba perfectamente a Coelho y Cia. Damián Muñoz aplicaba cambios para revertir el instante pero le salió al reves, sacó al revulsivo Zavala para poner a Jason Flores, que no solo demostró inutilidad arriba.

Después de sendos tapadones de Cerda a Buss, que tenia unas ganas de hacerle un gol a su ex club, ocurrió el derumbe, cuando curicó despejaba un corner en contra, Flores cabecea a contramano y habilita magistralmente a Quinteros que castiga y consigue lo que le que fue negado durante el inicio de año, un triunfo. El blooper de Flores lo va a condenar a él y tambien a Damián cuyo credito en la hinchada, aunque parezca increible, empieza a bajar.

El final del partido destruía la moral albirroja, en el peor momento, en la previa del partido histórico con Cerro, los hinchas se fueron molestos con varios jugadores, sobretodo con Flores, con el planteamiento de Muñoz, y tambien contra los jugadores copiapinos, es que el partido que hizo Jens Buss, despues de un pobre rendimiento y una salida muy mala en el 2018 del club, ademas de ser el primer triunfo del Leon de Atacama en 26 años, y el primero en la granja desde 2007, es para decir que, es incluso da para pensar preferir no hacer nada productivo en Asuncion que descuidar el ambito nacional, porque eso es arriesgar lo que le paso a Antofagasta el año pasado.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *