Esta semana empieza una edición más del mayor circuito cestero del país, marcado en un principio por el fuerte dominio de la Universidad de Concepción, tricampeón defensor y recientemente también de la Copa Chile, pero en los últimos días varios rocambolescos movimientos de equipos cambian el dibujo geográfico y hasta cromático del torneo.

Este viernes con el duelo entre la “Dinastia Cipriano” y ABAncud en la Casa del Deporte en la pencópoli, se dió inicio a una nueva edición de la máxima categoría cestera de la pelota naranja, es la decimocuarta edición como LNB tras la rocambolesca guerra civil basquetbolera que acabó con la extinción de la famosa Dimayor.

Como lo habíamos dicho en una anterior nota, el torneo iba a tener como único cambio en la plaza de Temuco, AB Temuco se retiraba tras el fin del convenio con UFRO y en su reemplazo entraba el actual monarca de la B, Liceo Pablo Neruda. Poco después del ascenso de los naranjas, la LNB recibiria otro golpe inesperado, aunque viniendo de Miguel Nasur no sorprende, el tema es que Santiago Morning renunció a seguir compitiendo tras una temporada. La institución bohemia habia adquirido el año pasado la plaza de Quilicura, convenio que no se pudo sostener, por consecuencia la comuna periférica pierde la plaza.

Dias antes del inicio de la liga a las oficinas de la LNB llega otra llamada, desde San Fernando le comunican que TSF no puede continuar compitiendo por su incapacidad de cumplir con los requisitos. De esta manera, el “tricahue” tambien pierde su plaza en primera y la LNB se quedaba nuevamente coja, con trece equipos, y ante la necesidad de contar con un número par, deciden llamar de urgencia para llenar la vacante a Valparaíso.

Sportiva Italiana, centenaria institución porteña y animador constante de la vieja Dimayor en los 80 (campeón dos veces), hace años que venia haciendo campañas interesantes en la B, pero se quedó a las puertas del retorno tras perder la final precisamente ante el LPN. A última hora los tanos del puerto recibieron el “Wild Card” para llenar el cupo vacío y así regresar luego de 28 años a la Primera División, marcando el regreso de una pista histórica del baloncesto nacional como el Fortin Prat

Sin embargo y como si fuera poco la falta de solvencia de algunas plazas históricas, otra noticia sacudió el inicio de la LNB, Deportes Castro… no, no desaparecio ni nada por el estilo pero… su situación económica daba para que le pasase lo mismo que TSF. Pero para evitar que una de las plazas mas fieras de la naranja tambien se pierda, decidieron aplicar el método europeo: Vender comercialmente la plaza, incluyendo colores y escudo a una marca, a la usanza de clubes italianos o españoles. La empresa elegida para llevar su nombre en la LNB es Naviera Ulloa, una empresa local de carga por mar, lo que ello implica que el logotipo de la empresa reemplace temporalmente al tradicional escudo, asi como los colores que pasarán de ser Verde a Rojiazul.

La nueva identidad del club chilote se iba a estrenar anoche en Talca ante Español, pero el duelo se suspendió porque el reloj de 24 segundos del Cendyr se echó a perder, determinando la postergación del mismo.

Con estos atados para no ser menos que nuestra Chilean Premier League, la LNB esta en marcha.

 

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *