Los días oscuros post-descenso quedaron atrás, se acabó la incertidumbre y es el momento de dar vuelta la página, empezar de cero, resetear todo y rearmar lo derrumbado.

Curicó Unido se rehizo tras el descenso, no sólo con la llegada de Bozán y Almendra, sino con la apuesta por jugadores calados en la B como Escalante, Vidangossy o Meneses.

El fixture de la B indicó que el cuadro albirrojo en su retorno a la categoría de plata debía medirse con el Unión San Felipe en La Granja, los blanquirrojos que el año pasado rascaron un lugar en el playoff, optó por darle mucho tiraje a la chimenea y pocas incorporaciones, destacan las llegadas del portero Alvaro Salazar y el delantero Cesar Huanca.

Mas de 4000 personas en el Estadio con arbitraje del debutante Emerson Dominguez. Bozán armó un 4-4-4 Diamantado con Kennet Lara supliendo al suspendido Cahais, Matias Perez siendo el sub-20, Diego Urzua como el pivote y el vikingo Rojas como armador

En el primer tiempo el elenco aconcaguino agarro la manija del cotejo con Gonzalo Jara Gonzalez como jugador mas incisivo armando chances que merecieron ser gol, por ejemplo un mano a mano del argentino Sandoval al Santa que rozó el palante derecho del sarmientino. Luego un potente tiro libre de Hugo Herrera se fue desviado. Los primeros minutos del equipo tortero no estuvieron finos, pero supo afirmarse pasados los 20, con Urzua y Mendez tomando las riendas del equipo local, y apenas ocurrió, Curicó demostró la contundencia que nunca tuvo el rival, y fue asi como un centro desde la izquierda hecho por el lontuenino Urzúa la empuja David Escalante venciendo a Salazar.

San Felipe no se amaino tras la inauguracion el placar, siguió machacando, pero la pobre puntería de sus delanteros impidió el merecido empate, sobretodo Sandoval que volvió a fallar una clara cuando sin marca tiro nuevamente al palo.

En el segundo tiempo San Felipe se derrumbó ante las ganas torteras de cerrar lo antes posible, y más aun cuando al 55 Hugo Herrera es expulsado. El dominio local volvió a tener premio cuando Escalante provoca un penal a su favor que cobra de excelente manera Sebastián Parada, el quillotano a pesar de ser recien llegado y no ser un experimentado, se llenó de personalidad para convertir su primera diana con la banda sangre.

Pero sin duda el chaqueño Escalante fue la gran atracción. tuvo presencia en el area, arrastra marcas, incluso casi convierte el tercero a boca de jarro yendose la pelota elevada, pero la leche ya estaba cocida y Curicó aseguró los primeros tres puntos del año, yendo de menos a mas, hay detalles por mejorar ya que este torneo es de aliento largo.

A destacar los puntos altos del mediocampo como Rojas y Méndez, y las entradas de Harbottle y Vidangossy para asegurar la posesión, que va a ser una de las constantes de como Bozán ha armado un plantel temible y candidato a volver.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *