Para empezar, esto no es un medio de Cronica Roja, asi que trataremos de referirnos lo menos posible a la ensaladera de golpes del post partido, aunque el tramite del cotejo estuvo marcado por un mal arbitraje que perjudicó a ambos clubes y que desencadenó en la esquizofrenia de los nortinos para con la prensa local.

Pensar que todo empezó con total tranquilidad, con un Curicó apremiado tras una inesperada derrota ante el sorprendente Santa Cruz, los de Bozán buscaban resarcirse anímicamente ante el elenco de Barría. El retorno a la oncena de Cahais contrastaba con las bajas de Mendez y Escalante por lesión.

El primer tiempo fue muy flojo en capacidad de llegada, con un Curicó que fue de mas a menos. Rojas y Vidangossy se mostraban como los mas revulsivos, inquietando el arco del golero Abarca. Pero de a poco los locales perdian la pelota y Arica empezaba a inquietar a Santelices, con buen trato de balón y la velocidad de Donadell fueron un dolor de cabeza para la ultima linea albirroja, pero en la puntada final los fallos eran elocuentes. Partido que empezaba a descontrolarse al arbitro ahumada que no cobro varias faltas claras a los locales.

Los primeros minutos del segundo tiempo mantuvieron esa tendencia favorable a los visitantes, quienes abusaron del tiro de media distancia, primero Donadell, Pérez y Baez, sin embargo ninguno vió puerta. Curicó entraba al complemento muy dormido y la apertura de la cuenta para el forastero era inminente. Bozán patea el tablero y llama al Fipe Ortiz. El de los Niches entraba para ordenar el mediocampo sin sospechar de lo que le depararia el futuro en apenas tres minutos.

Minuto 63, centro de Harbottle que despeja a medias Rojo, y de la nada, el Fipe clava un puntete potente, como se lo enseñaron en las tandas de Fox Kids, seco, abajo y veloz, rompiendole el arco a Abarca, explotando a las 3 mil personas en la agradable noche de La Granja. Primer gol en el profesionalismo para el nacido en los campos precordilleranos rodeado de cerros y rancheras.

En el peor momento del local vino el gol, cuando los celestes tocaban y tocaban para luego hacer un home run, La que tuvo el equipo de Bozán acabó marcando el trámite del cotejo

A posteriori el DT local siguió ajustando el mediocampo para administrar el resultado, conteniendo los ataques ariqueños. La Granja también jugo su partido aparte, con los pasapelotas homenajeando a Carlos Salvador Bilardo en su cumpleaños, escondiendo las pelotas, hecho que molestó al cuerpo técnico ariqueño que se puso a enbroncarle al réferi, mientras la platea no paraba de insultar y desquiciar a los jugadores, sobretodo al ex tortero Augusto Barrios, sindicado como uno de los responsables del naufragio tortero en el 2023. Todo esto sirvió como caldo de cultivo para toda la barbarie que ocurrió en zona mixta.

Lo importante es que Curicó Unido se reencuentra con el triunfo y se apronta para tranquilizar a su hinchada, que esto recien arranca.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *