El Milagro (o Gallineo) de La Granja

(Foto: Allan Navarro D.)

(Por Marco Llano M.)

26 de Febrero, Aniversario del club, eran 45 años, esperabamos la torta y la fiesta, con el condimento especial del nombramiento del presidente Pablo Milad como flamante Intendente del Maule, estaba todo dado para una verdadera fiesta, que con el paso de los minutos se transformo en funeral y de golpe se transformó en un descontrol generalizado, así Curicó Unido recibia a los Rojos de Santa Laura.

Los de Palermo abrieron el marcador en el alba del juego, a los 16 segundos, un blooper digno de resumen anual de canal de cable, una desinteligencia entre Francisco Silva y Franco Bechtholdt daba la chance a Ramiro Carrera de marcar el primer tanto, 10 minutos despues, el cordobés Tobías Figueroa superaba la inexistente marca de Bechtholdt y colocaba un demoledor 2-0. La complicidad del Cachi en ambos tantos hizo que Marcoleta lo sustituyera apenas a los 15 minutos por el “Coca” Diaz, modificando las piezas defensivas pues el “Pescadito” Díaz paso a ocupar labores de central, terminando así los “15 minutos de infamia” de Bechtholdt.

Curicó no bajó los brazos y empezó a hacer daño, lo que tuvo su premio a los 28, el re-debutante Carlos “Pitufo” Espinosa habilitaba a Gabriel Vargas que marcaba el descuento con un soberbio remate arrinconado, llegando recién a su primer gol en liga, despues de solo marcar en copa y amistosos. 3 minutos después llegaba otro momento infame cuando Cristian Andaur echa a Nelson Rebolledo, que fouleó a Figueroa con el recurso del “Ultimo Hombre” lo que ameritaba la roja.

En el Segundo tiempo el albirrojo seguía atacando, pero las descondentraciones y el cansancio les pasaban la cuenta, el infortunio tambien havia lo suyo, cuando a los 67 una clara mano de Godoy motivó el penal que Figueroa convertía, 8 minutos despues el propio ex Belgrano de contrarremate ponia el cuarto. El Cumpleaños 45 era toda amargura y gran parte de la enfurecida platea se fue tempranamente del estadio. Mientras Marcoleta mandaba a la cancha a los cuestionados Ricardo Blanco y Mauro Quiroga.

Pero lo que vendria despues fue una cosa realmente inimaginable en aquel instante, cuando faltando 6 minutos para el final Carrera se lesiona (UE Ya habia hecho los 3 cambios) y Palermo decide sacarlo porque ya tenia en el triunfo en el bolsillo, terminando el partido con paridad numérica, 3 minutos después una habilitación perfecta del Pitufo y Ricardo Blanco definia al segundo palo de Sánchez, para darle dignidad a un Curicó que por lo menos no merecía perder por tanta diferencia, primer gol del ex Instituto para que agarre confianza luego de sus turbulentas primeras semanas con la franja.

Milagro tras otro, cuando se cumplian los 90, vendria otra cosa que no se vió nunca: Un Centro-Gol de Nicolás Gauna, el 11 bombeaba la pelota directamente a un Gabriel Vargas que por fín se reencontró con sus mejores años, la mejor noche del Arcangel con la albirroja, ganándose los vítores de una bipolar hinchada. En ese momento el pesimismo y la frustracion se esfumaron, y todo era ilusion, como aquella cancion del grupo argentino “Las Pelotas”: Esperando el Milagro…

Milagro que llegó en el 93. Y Quien llegaria para ser el héroe? otro refuerzo bulleado, Mauro Quiroga, el “Lobo” entrerriano mojaba por primera vez con Curicó, y de que manera! Todo era Carnaval, es cierto no se ganó, pero por como se dió, por como se luchó, Que regalo de cumpleaños le dieron al pueblo albirrojo por el 45 aniversario, que alegria le dieron a Pablo Milad que el 11 de marzo deberá cambiar el sillon de Santa Cristina por el de 1 Norte. Que Castigo para un equipo que fue superior en 85 minutos y que resignó de manera patética 2 puntos.

Que Dios se apiade de los plateistas infieles, aquellos que se fueron del estadio antes de los 3 goles divinos. que se perdieron el mejor regalo de aniversario, y si, cuando se habla de “Gallineo” hablo de eso, no precisamente de lo de la Unión.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*