Vuelven las Panas al Curi (ó, siempre rivales nunca Panas)

(Por Marco Llano M.)

Los partidos contra O’Higgins son un caso raro, son de esos rivales el cual muestras la mejor versión y a la vez la peor versión, sin que el rival tenga algún merito, porque hace varias temporadas que los celestes no están haciendo algo productivo en la liga. Este es el tercer partido de la era Damian contra los de la VI, el segundo como ustedes saben fue un contundente 5-0 contra este torpe e irregular rival, con los albirrojos jugando a un ritmo infernal, pero recordar que en el 2021, ese torpe e irregular rival los venció 0-2 al equipo de Muñoz, que cometió errores absurdos y metiendo horribles cambios, mostrando un nivel de juego mucho peor que todos los partidos de Palermo juntos. Si Curicó ganaba ese partido, los Celestes si o si descendian (Copiapó los barría en la promoción), pero se salvaron, ganando ese partido, jugando igual de mal que ahora, pero aprovechando que el cuadro local era cualquier cosa menos un equipo de futbol.

Si bien es cierto que Curicó venía de perder 0-4 de local, no fue principalmente por errores propios, sino por un par de infortunios (como la lesion de Ronald) y una viveza del DT de Everton, que hizo una jugada casi masterclass que casi acaba con la carrera de Joaquin Gonzalez.

Acá es distinto, porque si bien para ese partido se rompió Nadruz, los celestes no hicieron mucho para hacer ver mal a Mario Sandoval. En realidad el de Puente Alto se vio mal él solito, de la noche a la mañana el 8 albirrojo volvío a ser ese que jugaba en la U, perdiendo balones incluso las mas faciles, y cortando su propio mediocampo. Sumale que Ronald estaba convaleciente de su lesion y no es el mismo, y los dos aleros Fritz y Oyarzo estaban totalmente fuera de forma haciendo lucir a los laterales celestes (Toño Diaz y Matias Ormazabal) quienes junto a Marin y Donoso eran quienes empujaban, con mas intencion y coraje que buen futbol, a un O’Higgins de campaña irregular y un DT como Soso el cual nadie entendia, ni siquiera los medios partidarios, como aun no lo han cesado de su cargo.

Cuando en el acrescimo del primer tiempo Donoso es expulsado via VAR por un evidente codazo a Gómez mucho se pensaba que era cosa de tiempo que Curicó iba a llegar al triunfo. Incluso en el entretiempo Soso hizo un cambio, a mi parecer, falopeado, sacando al otro delantero (el intrascendente Barceló) y poner a un mediapunta como Moreira (teniendo a Ubilla en el banco), dejando a su propio equipo sin nada de peso ofensivo. Estaba la leche servida para los torteros.

Pero en el segundo tiempo, Curicó empeoró su rendimiento y el hombre de mas ni se notó, es más, Curicó jugó, al parecer, los 90 minutos con 10 por la extrema inutilidad de Sandoval, e incluso menos. Tanto asi que otro que fue un bulto el año pasado en la U, Camilo Moya, el contencion de los rancaguinos, jugó bien, TERRIBLE MILAGRO.

Es mas, pareciera que la acción temeraria de Donoso perjudico mas a nosotros que a ellos, porque Gomez quedó tan grogui que perdió todos los duelos contra Toño Diaz, que se comió toda la banda derecha albirroja. Seamos honestos, cualquiera terminaría mal parado fisicamente tras un encontron asi con semejante hombrón como lo es el ex cobresalino.

De lo poquito que Curicó llegaba al arco de Martin era por los corners, ya que en todos los centros los ganaba Cahais, tuvo tres chances el moronense, un par paso rozando el palo y otro lo repelió bien el meta celeste, tambien hubieron aproximaciones por parte de Holgado, pero es que el Turro jugaba arriba prácticamente sólo, ante lo inerte de nuestro mediocampo.

Pero las mayores chances ocurrieron en el arco de Cerda, donde el MVP del partido, Matias Marin, se echo el equipo al hombro, el ex Wanderers dispuso de varias chances que incluso hicieron lucir a Cerda, incluyendo un pase magistral que le dio Sandoval (para completar su asco de partido) que el golero curicano salvó de manera milagrosa. Finalmente al 75 Soso finalmente mete al Conejo y ahora quien estaba a merced es el elenco local. Los ex caturros siguieron inquietando a la defensa albirroja, que hacian convertir en figura a Fabian Cerda.

Final del partido y los jugadores se fueron frustrados al camarin. En Curicó tuvieron una sensacion incluso mucho peor que en el desastre del sabado anterior, porque si bien empataron y sumaron un punto, el hecho de jugar tan mal y haberlo casi perdido con uno mas encendieron las alarmas. Afortunadamente sus perseguidores tampoco sumaron de a tres y el Curi sigue en zona de clasificacion al “Chile 3”, mientras que O’higgins, que mostró mejorías con respecto a actuaciones anteriores, se mantiene en puestos de “Aguardando pellizcar la Sudamericana”

A Damián eso si no hay mucho que reprocharle, salvo el no poner a Diego Urzúa para darle algo de solidez a un abúlico mediocampo, el raspacachos es a varios jugadores que no estuvieron a la altura, siendo Cahais, Cerda, Bechtholdt y Holgado los unicos que evaluaría positivamente, si lo mostrado en el otrora “Termitero” de calle Almarza puede poner cimientos para un bajón de rendimiento que puede incluso privarnos de clasificar a las copas, el llamado urgente es a espabilar, porque de no ganarle a la U mas callampa de los ultimos tiempos en La Granja este proximo sabado, sería un golpe dificil de digerir para la hinchada.

MEDALLANO

ORO: Matias Marin
PLATA: Matias Cahais
BRONCE: Antonio Diaz
LATA: Mariano Soso
CARTON: Mario Sandoval
PLOMO: Matias Donoso

FICHA DEL PARTIDO

ESTADIO: El Teniente de Rancagua
ASISTENCIA: 3563 espectadores, 600 albirrojos y “algo mas”
ARBITRO: Benjamin Saravia (6)
AMARILLAS: Barceló, Díaz (O’H); Sandoval (CUR)
ROJA: 45+5′ Matias Donoso (O’H) por codazo (VAR)

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*